La cinta blanca


Das weisse Band - Eine deutsche Kindergeschichte (The White Ribbon)
AÑO 2009
DURACIÓN: 145 min.
DIRECTOR: Michael Haneke
GUIÓN: Michael Haneke
FOTOGRAFÍA: Christian Berger (B&W)
REPARTO: Susanne Lothar, Ulrich Tukur, Burghart Klaubner.

Estamos ante una buena película, quizá una obra maestra, que puede ser varias a la vez según la veas, aunque en ningún modo sea fácil. Puedes verla como un documento, un retrato creible de una sociedad concreta en un momento histórico específico, desconocida y lejana aunque no obstante familiar. Vista así, es una película interesante y punto; puedes no hacerte más preguntas ni hacer interpretaciones y componer o no un final o incluso quedarte con el que el director te sugiere. O puedes proponerte sacar la arriesgada conclusión de la que todos hablan: la radiografía de este pueblo alemán de principios de siglo puede entenderse como el germen del mal que dio origen al nazismo.
La voz madura de un hombre nos introduce en el relato. Nos invita a conocer la historia sucedida en su juventud mientras ejercía como profesor en un pueblo con fuertes raíces religiosas, como tantos entonces, en donde el peso moral casi te dobla de dolor la espalda. Y ves como esto engendra el mal, un mal que no dejará de estar presente durante todo el metraje de la película. Un mal ambiguo que la mente privilegiada de Michael Haneke sabe plasmar en celuloide, como nos lo ha demostrado antes. Así, la imagen (en un blanco y negro pulcro y denso) nos envuelve en un perturbador ambiente de opresión, asfixia y claustrofobia. Pero unos meses antes del estallido de la primera Guerra Mundial, lo que aprovecha el director austriaco para ir más allá; y tu con él, si lo ves. Los lazos blancos que se atan para recordarte la virtud, la pureza, la inocencia, y para que los demás te vean, serán los mismos que con los años se convertirán en esvásticas, triángulos rosa y estrellas de David.
Los libros de historia ofrecen datos, fechas, cifras y listan hechos objetivos y verificables que entrelazados conforman el relato histórico que todos aprendimos. Pero descubrir como fue posible que toda una sociedad se precipitase en las fauces de la mayor guerra conocida hasta entonces requiere más imaginación, y esta es la que debemos poner al ver esta película, porque intencionadamente Haneke no nos lo pone fácil.
·W·

12 comentarios:

Anónimo dijo...

W, estoy de acuerdo en que es una película muy buena, Cine con mayúsculas. Pero el tema del análisis de las causas del nazismo y de la segunda guerra mundial, sinceramente no lo veo tan claro. Vamos, veo clarísimamente lo que buscaba el director, pero a mi no me aclara nada. No se, quizá me pase con las expectativas...
De todas formas, que bien lo cuentas!
Besos, soniapt

·W· dijo...

Pues por eso mismo lo planteo como una gran duda desde el principio, porque yo en su momento no lo vi. Tengo la (mala) de costumbre de ir al cine documentándome lo menos posible para permitirme sorpresas libres de precondicionamientos con lo que muchas me pierdo cosas fundamentales. Aunque en este caso, no me refería a la segunda guerra mundial sino a la primera (cuyo devenir y desenlace concluyentemente determinaron el inicio de la segunda gran guerra y en este sentido me refiero a esto como el germen del nazismo, pues los niños, que en la película tienen entre seis y quince años solo fueron testigos en la primera guerra mundial pero serán los protagonistas materiales de la segunda). Todas estas conclusiones, confieso, sacadas a posteriori pues como dije al principio, ignoraba si Haneke planteaba lo de las guerras como mero elemento contextualizador (que fue lo que vi), o si quería con esta película hacer un prefacio de lo que sabemos ocurrió después. Yo todavía tengo dudas.

Marta dijo...

Creo que uno nunca sabe cuando puede estallar una guerra. O quizás no lo queremos ver y de repente se van sucediendo los acontecimientos.

ASM dijo...

W, me ha encantado tu critica y la visión que das de una pelicula que, como tu dices, permite muchas lecturas y que no se agota en si misma. Yo creo que es eso precisamente lo que la hace especial, el germen que planta el director en cada uno de nosotros que nos hace reflexionar sobre la moral (no solo la de aquella época)y las consecuencias fatales de llevar ésta a sus ultimas consecuencias.
Desde luego no es una película fácil. Y es quizá por eso que resulte mas atractiva al ser cada espectador el que deba cerrar el círculo del planteamiento que con ella nos hace el director.

ATIMO dijo...

A mi si me ha parecido una obra maestra. Si representa el germen del nazismo o de cualquier otro régimen no creo que sea lo importante, sino que refleja la perversidad del individuo y de la sociedad en un mundo de represión,envidia y rencor, donde la rigidez y la maldad engendran más maldad.
No pestañeé durante toda la película, la fotografía es impecable y al estar rodada en blanco y negro me pareció que tenía mucha más fuerza que si hubiera sido en color.La ausencia de banda sonora también la hace más cruda.
La interpretación de los niños y la matrona me parecieron excelentes, también los demás,pero éstos especialmente.
A mi me encantó ,pero reconozco que es de una gran violencia psíquica y como dice Haneke: " La meditación sobre el origen y la naturaleza de la violencia está en todas mis películas".
Muy buena elección y crítica Walter.


ÁTIMO

Maria Luisa dijo...

Walter que bien lo cuentas.
Pues a mí me pasa lo contrario, he leido todas las críticas, comentarios y opiniones, lo que me está resultando inalcanzable es ver la película... en fin
Besos
Mª Luisa

ana dijo...

me muero por verla!

ana dijo...

Ya la vi.
Ahora, necesito verla otra vez.

Marta G dijo...

en su momento no la comenté pero me pareció una obra dura, en visionado y en contenido. Blanco y negro y metraje lento. En cuento al contenido poco hay que explicar si no se quiere destripar el film pero sí puedo decir que colocamos la "accion" (por llamar de alguna manera a los hechos) antes de estallar la primera guerra mundial en un pueblecito aleman. Ciertos acontecimientos alteran la vida del pueblo, sólo el maestro supone que ha pasado de verdad... A mi personalmete me gustó, es de las pelis que te la llevas a casa y la rumias del derecho y del revés, pero también he decir que fui con una amiga a verla y a ella no le gustó nada de nada...así que para gustos los colores!

MT dijo...

Pues por lo que decís todos es una peli de esas buenas que quedan en la memoria........Pero con la que está cayendo, estaré preparada para ver una peli tan dura!! A ver si se me pega esa perversidad y maldad de la que decís que hay en la pelicula........

Ana Pardo dijo...

Qué buena y qué dura..pero así es Haneke...o es que alguien puede olvidar si la ha visto Funny Games?

Pilar Z dijo...

Ganas de ver la nueva.
No he visto funny games, a ver si esta finde la saco del videoclub