Speaker´s Corner: Veganismo

Hace un tiempo decidí ser vegana.
El veganismo es una filosofía de vida aun no muy extendida entre la sociedad, es una alternativa ética y sana al consumo y dependencia de los productos de origen animal, como la carne, el pescado, lácteos, huevos, miel y otros artículos como el cuero y las pieles.
El hombre tiene capacidad de elección y algunos hemos decidido vivir sin la explotación de otros seres que habitan nuestro planeta.
La base del veganismo es abrazar un estilo de vida basado en el respeto a los animales, por ello elegimos dejar de participar en todas aquellas actividades que explotan a los animales de una forma directa e indirecta y abstenernos del total uso o consumo de todo producto de origen animal. Fomentamos la empatía hacia otros seres que, a pesar de no ser físicamente como nosotros, tienen la misma capacidad de sentir y sufrir.
Los veganos elegimos otros platos del menú, otra forma de vestirnos, otros productos para asearnos, otra manera de divertirnos, no hace falta mencionar lo que me parecen los circos que usan animales, los toros, las empresas peleteras, o la experimentación con animales.
Cualquier tipo de dieta es nutricionalmente correcta si contiene proteínas, hidratos y grasas en las proporciones adecuadas pero estos nutrientes no tienen por que ser de origen animal. El hecho de consumir productos animales no responde a una necesidad sino a una preferencia gastronómica o culinaria. La mayoría de los nutricionistas reconoce a estas alturas que una dieta vegetariana adecuada es superior a la llamada omnivora estandar, dadas las formas de producción actuales en las que a los animales explotados se les atiborra de fármacos para combatir las múltiples enfermedades que les afectan, precisamente por lo extremo de las condiciones en las que se crían.
"Soy vegetariano porque el carnivorismo es una aberración ética, estética, dietética, ecológica, económica y política. Para producir un kilo de proteína animal hacen falta diez kilos de proteína vegetal con el mismo valor nutricional; con el grano y la soja que comen las reses estadounidenses se podría alimentar a toda la humanidad". Carlo Fabretti escritor y matemático miembro de la academia de ciencias de NY
A rasgos generales, esto es el veganismo. Si quereis profundizar en este tema os recomiendo un libro muy completo que aborda todos los temas concernientes a la filosofía vegana : Tú también eres un animal (116 argumentos para la defensa de los animales) de Kepa Tamames.
Olivia Vegana



39 comentarios:

POM dijo...

Un articulo valiente, arriesgado y comprometido, me ha gustado, enhorabuena y !!FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!!

Kantabru dijo...

Gracias por difundir esta filosofía de vida que muchos elegimos.Un saludo de Andrés.

Maria Luisa dijo...

Me parece todo muy interesante, y es la primera vez que alguien me explica qué es esto de ser vegano, no tenía ni idea.
Reconozco que los animales en general me inspiran poca compasión, pero me preocupan mucho los seres humanos... especialmente los que se complacen en el sufrimiento y le llaman "Fiesta"...
Sobre comida, vivo pensando que hay que pagar un precio para que todo el mundo coma 3 veces al día, y mucho me temo que eso siempre explota a alguien o a algo... Pero ¿cómo puede ser que siga habiendo tanta gente que no come a pesar de esto?
Lo peor, como siempre, me parece que es seguir haciendo todo lo que hacemos sin pensar mucho, sin crítica ni autocrítica...
Yo no dejo de pensar en este vídeo,y seguiré pensando... Aunque, por ahora, no se lo voy a enseñar a mis hijos... Me veo delante de un trozo de tofu y me dan todos los males... voy a seguir disimulando...porque ellos no necesitarían pensárselo 2 veces.
Sobre ropa, me confieso "zapatohólica", mea culpa...
En fin, gracias.
Mª Luisa

ASM dijo...

Yo cometo casi todos los "pecados" que denuncian los veganos. Pero es verdad que el video me obsesiona desde que me lo enviaron para subir con el texto de Olivia Vegana. Este articulo y sobretodo conocer a su autora me han hecho tomar un poco de conciencia en el consumo. Gracias.

JAVIER dijo...

Respetando el modo de vida elegido por cada uno y admitiendo que a nuestra sociedad le importa poco el sufrimiento animal, vegetal ( si los bosques sintieran tendrían algo que decir varios meses al año) y definitivamente el humano ( todo nuestro estilo de vida "occidental" se basa en la preeminencia de unos seres humanos sobre otros, por no hablar de explotacion abiertamente...) lamento discrepar en una cosa: No creo que el "carnivorismo" tenga nada de anti-ético, es la forma en que obtenemos esos productos la que es o no ética o si no que se lo digan a los animales carnívoros...
Me adelanto a las críticas. ya sé que la ética es un concepto humano, y por tanto no aplicable a seres que se guian por instinto, pero la cuestión es que el hombre ( entendido como especie) es omnívoro desde antes de ser una especie separada de los grandes monos por lo que comer o no carne es fundamentalmente una cuestión de elección/oportunidad y nada tiene que ver con la ética.
Yo como carne en cantidades razonables y disfruto de un jamón como un enano. Respeto a quien adora el tofu (aunque no entienda tal placer) pero creo que mi opción es igual de respetable.
Si me preguntas por el origen de mi comida estaré de acuerdo en aminorar el sufrimiento animal aunque eso suponga el encarecimiento de sus derivados, lo malo es que ya existen leyes para ello y no se cumplen...
Sobre la mejoría de los males del mundo con el uso de las capacidades de producción apenas para los vegetales desconfio de teorías que ven sólo un lado de la cuestión...Los grupos tribales relacionados con la ganadería en la sabana (ie masai) plantarán cereales o se convertiran en alcoholicos aculturalizados como ya ha pasado en otros lugares donde se han impuesto modelos ajenos?. Los ganaderos de nuestras montañas, sobrevivirán todos del turismo rural o de la venta de leche o podrán desde unas normas de respeto básico a su fuente de ingresos hacer uso de su carne?
Con mi crítica no pretendo contestar el modo de vida y/o la filosofia vegana que me merecen respeto como todo aquel que pretende mejorar la vida de otros aparte de la propia, lo que no admito es que las opininioes ajenas sean colocadas automáticamente en el conjunto oprobioso de lo anti-ético en el estilo de la frase del autor citado por la articulista. Una sentencia tan maximalista y demagógica no merece ser citada en un mundo que se supone lleno de matices a considerar.
Espero no haber abierto la caja de los truenos pero como se dice en Portugal "quem nao se sente nao é filho de boa gente" y a mi la frasecita de marras me parece ofensiva.

vegan dijo...

NO es cierto que la dieta natural del hombre sea la famosa omnívora.No existe en realidad una dieta a la que se le pueda aplicar con rigor tal etiqueta.¿Quien dictamina si esta o aquella forma de alimentarse son naturales , o cuál lo es mas?La verdad que todas pueden considerarse naturales en el sentido de que son las que por lo general se asumen en una sociedad como propias. Y cualquier variación posible en cuanto a la inclusión o el rechazo de ciertos alimentos convierte a una dieta en natural al menos para quienes la adoptan como suya. En el fondo se trata de una cuestión de identidad cultural. Es éste y no otro el fáctor que mas condiciona al final nuestra decisión sobre qué elegimos para comer.Acostumbramos a tildar de natural a todo aquello que tenga una íntima relación con nuestros hábitos , pero lo hacemos sobre todo por comodidad, por costumbre.Si hay algo claro es la extraordinaria variedad de culturas gastronómicas que se aprecian en las diferentes comunidades humanas. ¿ Con cuál de ellas nos quedamos para colocarle la etiqueta de natural, con la que incluye serpientes y hormigas vivas entre platos locales más populares o con la basada en insectos fritos, conh las del bistex a la plancha o con la de la sangre que sale directamente del cuello de la res? Todas ellas son naturales pa quienes estan acostumbrados a ellas.Mencionar el hecho de que cocinamos la mayor parte de los alimentos a diferencia del resto de especies.Por ello en particular, tampoco se entiende por qué deberíamos rechazar la ingestión de la carne en su estado natural, es decir, cruda.Al fin y al cabo, es como la toman todos aquellos animales en los que nos miramos para tomar parte del ejemplo ( la parte cárnica de nuestra supuesta condición de omnívoros)Y que decir de la leche? de las 6.000 especies de mamíferos que poblamos la tierra en lo que a ingestión láctea se refiere solo nosotros tomamos leche fuera de las primeras etapas de la vida de los cachorros de la especie que sea.

vegan dijo...

Todas las especies son explotadas de forma cruel para obtener unos productos de los que podríamos prescindir sin que ello nos causara perjuicio alguno a nosotros y que sin embargo para ellos supondría el fin de su infierno.Casi ninguna especie animal está a salvo de ser convertida en filetes,huevos, leche o caldo.Sólo los prejuicios culturales limitan el mercado.La ética no parece contar en absoluto.Peces, conejos, avestruces, cerdos, anfibios, corderos o ciervos.Todo vale si existe la suficiente demanda o se prevé que su explotación comercial puede producir beneficios.
Eterno conflicto siempre entre la economía y la ética, la balanza no puede ceder sin mas consideraciones del lado de la primera.

Una vaca proporciona unas 4.000 raciones alimentarias, mientras que los cereales y legumbres con que se la cebó suponen 38.000 raciones.La mejor forma de erradicar el hambre en el mundo es optar por una dieta más vegetariana.

JAVIER dijo...

Yo no he hablado de dieta natural, he hablado de que el ser humano PUEDE comer de todo y lo hace, o sea ES omnívoro. Natural es cualquier dieta que incluya elementos presentes en nuestro entorno. Aquello que comemos depende de nuestra elección y/o de nuestra oportunidad a la hora de escoger los alimentos y ahí es donde entran los factores culturales y las dietas basadas en serpientes u hormigas me parecen tan estupendas como la mia o la que defiende el veganismo, cosa que ya dejé clara en mi crítica anterior.
Sobre la leche es verdad lo de que somos la única especie que la consume fuera de las etapas de crecimiento y aún más, somos la única que la consume preferencialmente de otras especies que no la nuestra. Aún resulta difícil decir si la antigenicidad de esos elementos exógenos y su potencial alergénico supera a los beneficios evidentes de su consumo pero eso abriría otro debate inacabable...Hasta aquí la respuesta a tu primera réplica.
Con respecto a la segunda, en mi crítica inicial digo que existen leyes para atenuar el sufrimiento animal en las especies usadas para consumo humano y que estas no se aplican, lo que no quiere decir que no se debiera insistir en ello. Cualquier filosofia que defienda esto cuenta con mi apoyo.
Sobre lo ético o no ya comenté antes y no creo que deba repetirme, no hay nada anti-ético en alimentarse o vestirse de una fuente animal, lo que puede (y es) anti-ético es la forma como obtenemos esos productos.
Considerar el tema en cuanto a raciones vegetales vs raciones animales es irreal pues por esa regla de tres que compara magnitudes no iguales parece lógico que en época de crisis dejemos de gastar dinero público en apoyar al arte o en ayudas al tercer mundo...en este ejemplo se ve claro que NO podemos hacer eso sin más pues aún suponiendo fuentes de gasto "supérfluas" en realidad no lo son y nunca deben ponerse en la misma lista de gastos corrientes.
Dejando aparte la perspectiva meramente economicista que rebato, con lo que si estoy de acuerdo es con que comemos demasiada carne ( al menos en el primer mundo) y que este uso excesivo, aparte de perjudicial para nuestra salud, sobrecarga en exceso los recursos limitados del planeta. El problema del hambre en el mundo no se resuelve con un cambio de dieta, se resolverá cuando no nos quedemos con la mayor parte de los recursos aquí donde podemos pagar más por ellos y cuando encontremos el modo de superar las crisis motivadas por sequías o inundaciones en países que no pueden substituir las cosechas perdidas ni pagar por alimentos de teceros paises.
Tengo la certeza absoluta de que me olvido de mil factores más y lo que también tengo claro es que reducir el asunto a un problema de animal vs vegetal es simplista.
Sin ánimo de profundizar en la polémica reitero una vez más mi respeto por una forma de vida que no hace daño a nadie y busca el bien de los animales a los que deseo una vida lo más feliz posible independientemente de que yo no le haga ascos a comérmelos.

sonia dijo...

No es ético comer animales, ni vestirse con ellos, ni divertirse a su costa cuando puedes vivir sin atentar contra la vida de los demás.Por que todo animal desea seguir viviendo y no ser comido ni usado.Lo que sucede es que hay demasiado antropocentrismo.

Los veganos no somos bienestaristas somos abolicionistas.


No es mejor comerse a un animal por que ha vivido en un lugar mas limpio y mejor alimentado o cuidado que uno que vive entre suciedad, heces y sin poder moverse.Se puede vivir muy sanamente sin explotar a los demás.

hazte vegano por ti, el planeta y sus habitantes dijo...

El máximo responsable de la lucha contra el cambio climático en Reino Unido ha dicho en una entrevista exclusiva al diario británico The Times que la única vía para salvar el mundo es que todo el planeta se haga vegetariano.

Comer carne contamina y requiere un uso desmesurado de agua El gurú británico de la lucha contra el calentamiento global se llama Lord Stern. Fue vicepresidente del Banco Mundial y es un destacado economista y profesor de la London School of Economics al que el primer ministro Gordon Brown encomendó la tarea de asesorarle en asuntos de política ambiental.

Lord Stern asegura que "comer carne requiere un uso desmesurado de agua e incrementa los gases de efecto invernadero. Una dieta vegetariana es mucho mejor".

Emisión de metano
La emisión directa de metano en las granjas de vacas y cerdos es la principal fuente de gases de efecto invernadero, señala Lord Stern. El metano es 23 veces más agresivo que el dióxido de carbono de cara al calentamiento global.

Lord Stern ha pedido que la próxima Conferencia sobre el Cambio Climático de Copenhague, a celebrar en diciembre, trate los costes de la producción de carne y otros alimentos que generan de forma similar grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

La gente cambiará su alimentación cuando se empiecen a preguntar el índice de carbono que tiene lo que van a comer Según The Times este experto sabe que no es fácil que la gente cambie su hábito de alimentación carnívora, pero cree que es su cometido decirle a la gente que "sus hábitos de vida influyen en el cambio climático y que lo que comen también importa".

"Yo tengo 61 años y mi actitud hacia, por ejemplo, beber alcohol y conducir han cambiado de forma radical de cuando era joven. La gente cambia porque se vuelve responsable. También ocurrirá lo mismo cuando se empiecen a preguntar el índice de carbono que contiene lo que van a comer".

La ONU, de acuerdo
Del 7 al 18 de diciembre, más de 20.000 delegados de 192 países se reunirán en la capital danesa para asistir a la cumbre sobre el cambio climático. En dicho encuentro se buscará un acuerdo para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero.

Según la ONU la industria cárnica es responsable del 18% de las emisiones de carbono Stern no está solo en su cruzada vegetariana. También la ONU reconoce que la industria cárnica es responsable del 18% de las emisiones de carbono a nivel mundial, así como de la destrucción de bosques y de la producción latifundista de cereales forrajeros como la soja.

Pese a todo, el propio Lord Stern ha confesado al diario británico que él no puede llamarse a si mismo 'vegetariano estricto'.

Ya antes, destacadas personalidades han reafirmado la importancia del cambio dietético para ayudar a disminuir los gases de efecto invernadero y las consecuencias del cambio climático: el director del Panel de Científicos sobre el Cambio Climático, Rajendra Pachauri, y el destacado economista y asesor internacional en temas energéticos, Jeremy Rifkin.

El Vegetarianismo puede terminar con el hambre en el mundo dijo...

Un titulo que parecería disparatado o parte de un discurso utópico, pero no es así, es simplemente una realidad que nadie quiere ver.
Manuel Alfredo Martí
Un titulo que parecería disparatado o parte de un discurso utópico, pero no es así, es simplemente una realidad que nadie quiere ver, el gran problema que todos, según dicen, quieren solucionar, los gobiernos del mundo, las organizaciones religiosas, los organismos internacionales, los foros científicos, etc., todos se rasgan las vestiduras, quieren terminar con el hambre en el mundo... La solución al alcance de la mano... Pero no! mejor seguir pregonando un deseo que en realidad a nadie le interesa que se cumpla.

El vegetarianismo es el camino más corto hacia la solución del hambre mundial, haré una comparación simple, y utilizando medias generales de nuestro país, nos referimos a tierras de calidad promedio, para graficar de un modo sintético lo que sucede a nivel de cantidad de alimentos:

Una vaca necesita para vivir 1 ha. durante 2 años, que es lo que tarda en lograr el peso que requiere el matadero, aproximadamente unos 400 kg. de los cuales se destinan para alimentación unos 290 kg. O sea que 1 ha. en dos años produce 290 kg. de "alimento" mientras que si esa hectárea se destinara por ejemplo al cultivo de soja, esa misma ha. produciría 6000 kg. de alimento, ya que el rinde por cosecha por ha. es de 3000 kg. Si el cultivo fuera de trigo se produciría en esa misma ha. unos 7000 kg. Y si fuera de maíz la producción seria de 12000 kg. mas claro échenle agua. El espacio que produce 290 kg. de un alimento, produciría de 6000 a 12000 de otro.

Las cifras comparativas de cantidad de alimentos de origen vegetal en relación con las de origen animal, son significativas e irrefutables, y dejan aclarado un tema concreto y palpable, números reales, otro tipo de apreciación, cualquiera sea, nunca superará en importancia los arriba mencionados.

A esto sumémosle el beneficio espiritual que significa no matar. Y agreguémosle la beneficiosa calidad alimenticia que tiene una dieta vegetariana para la salud y la prevención de las enfermedades.

Sería algo espectacular, paliar el hambre mundial y a la vez obtener un rédito espiritual, ¿qué espera el ser humano para solucionar lo que tanto lo aflige?

Quizás los discursos en contra de la hambruna mundial, sólo sean para lavar algunas conciencias.

Pero no siempre el dinero estará por encima de la verdad.

Llegará el día que los seres humanos sientan verdaderamente amor por sus hermanos: los animales que mueren innecesariamente como alimento y los humanos que mueren por falta de alimento, ese día marcará un gran cambio en la humanidad, trabajando todos juntos por las leyes de evolución, en paz y espiritualidad, hermanados por algo importante, la Verdad.

¿Cuántas personas serían capaces de matar una vaca para después comérsela?
¿Cuántas personas han visitado un matadero, aunque sea una vez en su vida?
¿Cuántas personas se comerían su querido perro o gato?
¿Cuántas personas piensan realmente en lo que comen?
¿Cuántas personas quieren que se termine el hambre en el mundo?
¿Cuántas personas mueren de hambre a cada minuto?
Porque no pensar un poco más en los demás, porque no hacer un cambio positivo en nuestras vidas, ¿quién lo prohíbe?

Todas las religiones hablan de ayudar al que no tiene, al que sufre, a los huérfanos, por qué no hacerlo desde el vegetarianismo, algo tan simple, tan sano y tan positivo, comer sin matar animales, comer sin sangre ni dolor.

No comer carne, es sin lugar a dudas, algo mucho más profundo e importante de lo que los gobiernos asumen con respecto a esto, son los gobiernos del mundo y las organizaciones en que estos se agrupan, los que deberían promover los grandes cambios en la educación alimentaria, pero no sucede así, son precisamente ellos los que no hacen nada.

Queda entonces este desafío para las personas individuales y las organizaciones no gubernamentales que abogan verdaderamente por el Bien en el mundo.

JAVIER dijo...

Realmente es una satisfacción ver como una réplica genera otras y así sucesivamente. Así compartimos opiniones lo que sólo nos hace mejores individuos y mejor informados.
Con respecto a lo de lo ético, insisto en lo ya dicho. Comer un animal bien tratado no tiene nada de malo, él me comería a mi si entrara en su dieta. Vestir un jersey de lana por otro lado no maltrata animal alguno si se esquila con cuidado (un poquito menos rápido que los australianos).
He estado en brañas en asturias con un amigo que tiene vacas. Ellas pastaban todo el dia en prados verdes bien apetitosos y él las conocía por su nombre y las ordeñaba para que las ubres no se hincharan y desarrollaran mastitis pero eran vacas para produción de carne. Si no las mataran al final cual sería su destino? Granjas-reserva para que los humanos recordaran como eran? Los animales que nos comemos viven por ello, si no se aprovecharan desaparecerían (incluso porque generan metano y comen mucho como muy bien decís).
Ah, me adelanto, los toros de lidia también desaparecerían en su nº actual ( no se lidiarían y no se usarían como sementales - para qué, si la especie vacuna no tendría utilidad- ) pero no del todo porque la belleza del toro en una dehesa no es menor que la de un leon en la sabana. Definitivamente la noble vaca, el simpático cerdo y las gallinas lo tendrían mucho más difícil...
Espero no parecer cínico pero reducir drásticamente el consumo de carne y tratar a los animales con respeto hasta abatirlos por el método más "humano" posible me parece más factible por lo menos de momento ( consideraciones culturales aparte...o es que los pastos de Nueva Zelanda podrían reconvertirse a tierras de cultivo? de qué vivirían esos miles de ganaderos?).
Reitero mi respeto a otras formas de vida pero insisto en que lo que no puede ser no puede ser y además es imposible...
Un abrazo
PD: Con todo, para dar ejemplo de saber escuchar, prometo disminuir mi -ya limitado- consumo de carne en pro de la mucho más saludable ensalada.
PD2: ahora con ánimo de polemizar.
La dieta vegetariana es estupenda pero considerada como extensiva ( única opción para alimentar masas) usa pesticidas a mares, genera empobrecimiento genético y sabe más bien poco. Claro que es eso lo que comemos ( nosotros y los animales) pero sin un cambio en los cultivos actuales me parece más bien poco apetitoso...claro que aquí podemos pagar el cultivo ecológico verdad?

Louie Louie dijo...

Creo que la verdadera cuestión de fondo es por qué nos creemos legitimados para utilizar a otros animales como medios para fines humanos y usarlos de una forma que no consideraríamos aceptable con seres humanos.

Los demás animales sienten de una manera muy similar a la nuestra, y desean igualmente evitar el sufrimiento y la muerte. Utilizarlos como recursos para nuestro beneficio, ya sea para alimentación, vestimenta, entretenimiento o cualquier otro ámbito, significa provocarles sufrimiento y muerte. Algo que es injusto ya que nosotros no querríamos ser tratados de esa manera, y que además es innecesario puesto que tenemos alternativas al uso de animales en todos los ámbitos.

Los seres humanos no somos carnívoros, somos omnívoros. Omnívoro quiere decir que podemos obtener los nutrientes de todas las fuentes alimenticias, tanto de origen animal como de origen vegetal. Omnívoro no quiere decir que debamos comer animales para estar sanos y bien alimentados. Se ha demostrado científicamente que podemos obtener todos los nutrientes exclusivamente de alimentos de origen vegetal. Sólo es cuestión de informarse un poco. Y de querer respetar las vidas de los demás animales como queremos que se respete la nuestra.

AL dijo...

Yo solo os quiero enviar mi admiración a todos los veganos, y en particular a los activistas, porque me doy cuenta de la dificultad que tiene no seguir la corriente del consumismo de origen animal, y además utilizar tu tiempo libre en enseñar la crueldad de la que todos somos cómplices.
Evitar el circo de animales, los toros, vestir con prendas o demás productos de origen animal no es nada comparado con la alimentación.
Cuando invito a comer a mis amigos veganos es un drama verme idear el menú, esto no que lleva huevo, esto no que lleva leche, esto no que.............no estamos preparados para esto, los comercios no estan preparados para esto, es facilísimo llegar a casa después de trabajar y freír un filete, es rápido, no piensas, no te complicas. Para comprar muchos alimentos veganos hay que ir a tiendas especializadas, y en la mayoría de los casos no tengo ni idea que hacer con ellos, así que con el libro de recetas vegetarianas en mano me pongo a ello. Os sigo invitando porque me halagáis con lo bueno que está todo, !!!pero Señor, que trabajo!!!! Con esto solo quiero decir que, ser vegano me parece durísimo, sobre todo si no quieres comer siempre lechuga...no estamos educados para dejar de comer carne;
gracias por vuestra dedicación, tesón, y labor educativa que llevais a cabo.

Pilar dijo...

No tenía ni idea de lo que era el veganismo hasta leer el artículo de Olivia. En mi opinión la utilización de animales en espectáculos públicos me parece una aberación, y no he escuchado nunca a ningún defensor de estas prácticas decir algo coherente que me pueda hacer canbiar de opinión.
Respeto las posturas de todo el mundo, y me parece muy interesante y sobre todo sacrificado optar por una dieta 100% vegetariana, pero me parece un poco exagerado llamar aberración ética el carnivorismo, aunque después del video hay para pensarlo dos veces.

Si yo ahora decido hacerme vegetariana, que hago? Me compro un libro ? Miro en internet donde puedo cosneguir todos los alimentos necesarios, porque no solo de verduras vive el vegetariano no?Como sale eso de precio ? Es viable para una familia con niños ? Seguramente es un error pero siempre he pensado tal vez por el desconocimiento que las dietas alternativas costaban más tiempo y dinero, dos bienes bastante escasos en este momento.
Igual si los podéres públicos estuvieran un poquito más implicados....pero creo que con la que nos está cayendo encima no será un tema de debate a corto plazo en el Consejo de Ministros

Olivia dijo...

Te dejo algunos articulos que seguro te seran de interesante lectura para informarte y dejar de lado muchos falsos mitos sobre este tema que circulan demasiado.

El vegetarianismo es una elección dietética voluntaria. Vegetariano es aquel que se abstiene de comer carne y pescado, pudiendo o no consumir huevos y productos lácteos.El vegano no consume ni leche ni huevos. Aparte de estos principios comunes, no existe un "vegetariano típico", y en función de las razones que los motivan (salud, ética, ecología, etc.), existen tipos muy diferentes.

NO es:
- No es una dieta de adelgazamiento
- No es un sistema aplicable sólo a determinadas personas
- No es un modelo de alimentación cerrado y único para todos
- No es sectario ni religioso, aunque algunas religiones lo predican


SÍ es:
- Una forma de comer plenamente válida basada en principios nutricionales, a partir de una elección personal sensata, prudente y meditada
- Un sistema que siguen con éxito millones de personas
- Un sistema beneficioso para la salud, los animales y el medio ambiente
- Un sistema recomendado por los sectores más progresistas de la medicina


Cómo empezar - cambios progresivos

"Quien quiere cambiar busca los medios; quien no lo quiere busca una disculpa".
Proverbio

El cambio a una dieta vegetariana es más fácil de lo que puedas pensar. La mayoría de las personas, tanto si son vegetarianos como si comen carne, típicamente utilizan una gama reducida de recetas; una familia media come tan sólo 8 ó 9 platos diferentes de forma repetida.

Algunas personas deciden pasar de su dieta habitual a un esquema vegetariano de golpe. Sin embargo, los hábitos de toda una vida pueden representar un enorme obstáculo para el cambio. Por eso, otros prefieren un acercamiento más gradual, observando una regla: la progresión. Esto permite una transición cómoda y ofrece tiempo para encontrar muchas nuevas formas de cubrir las necesidades nutritivas. El objetivo final es realizar cambios con los que se puede convivir y que sean nutricionalmente acertados. Se necesitan varias semanas (y en ocasiones varios meses) para habituar nuestro aparato digestivo a una alimentación diferente. El paso brutal de un régimen a otro puede ocasionar algunas perturbaciones metabólicas, aunque ciertamente algunas personas muy motivadas consiguen realizarlo sin ningún problema, aparte de la nostalgia... En efecto, las molestias que algunas personas pueden experimentar suelen ir más relacionadas con el aspecto psicológico (temores, ansiedad, ganas reprimidas de comer algo).

Olivia dijo...

continúa...

Hay quienes sugieren empezar por adoptar un día a la semana de alimentación totalmente vegetariana, posteriormente pasar a dos días por semana, después tres, y así sucesivamente hasta alcanzar una dieta vegetariana cotidiana. Pero esto no siempre puede resultar fácil en la práctica.

El siguiente esquema esboza una transición fácil a una dieta vegetariana.

1. Analiza tu dieta actual.
- Confecciona una lista de los alimentos y menús que comes normalmente.
- Identifica los alimentos y los platos que ya son vegetarianos, y utilízalos como base para las comidas principales del día.
- Algunos ejemplos pueden ser los spaghetti con salsa de tomate, el arroz a la cubana, las patatas asadas o los sandwiches de queso.
- Planifica comer un mismo plato vegetariano varias veces por semana empleando alimentos que conoces y que te gustan.


2. Añade más platos vegetarianos revisando tus recetas favoritas que estén basadas en carne.
Por ejemplo, la paella o el cocido de legumbres pueden ser adaptados con pocos cambios. En las recetas mexicanas, el chile puede ser preparado con alubias, proteína texturizada o tofu en lugar de carne picada. La carne de la salsa para los spaghetti puede ser reemplazada con proteína texturizada o verduras salteadas.

3. Expande tus opciones descubriendo nuevas recetas en libros de cocina y probando diversos productos de las tiendas.
Muchas comidas vegetarianas pueden prepararse sin receta o sin invertir demasiado tiempo en la cocina. Descubre alimentos nuevos que venden en las tiendas de productos naturales.

4. Confecciona una lista de platos vegetarianos que puedes tomar fuera de casa.
Tanto para comer en restaurantes como para llevar en salidas al campo, etc.

Olivia dijo...

continúa...

5. Elimina la carne en el desayuno.
Si acostumbras a tomar un desayuno consistente, prueba alguno de los sucedáneos de carne que tienen un aspecto y un sabor similares al bacon o al embutido, para facilitar el cambio.

6. Vuelve a analizar tu menú otra vez.
¿Incluyen tus comidas...
- una variedad de cereales, legumbres y productos de soja, verduras y frutas?
- varias frutas y verduras frescas a diario? (procurar de 5 a 9 raciones/día)
- principalmente cereales integrales poco procesados? (procurar de 6 a 11 raciones/día)
Si no es así, haz una lista de formas para añadir más de estos alimentos.

Puede que te lleve algún tiempo hacer la transición hacia una dieta completamente vegetariana, pero ¡verás que tus esfuerzos para lograrlo son más divertidos y creativos de lo que imaginabas!

Olivia dijo...

Para asegurar una alimentación sana

Existen diferentes formas de planificar una dieta vegetariana saludable. La norma más importante es incluir una amplia variedad de cereales integrales, legumbres, verduras y frutas en diferentes comidas. Los frutos secos y las semillas también pueden incluirse. Los vegetarianos pueden también optar por incluir huevos y productos lácteos en su dieta.

La variedad es la mejor garantía de que tu dieta será saludable.

Acentúa lo positivo. Concéntrate más en los alimentos sanos que encajan en el plan vegetariano en lugar de pensar en los alimentos que hay que evitar.

Basa tu dieta en alimentos vegetales. Consumir demasiada leche, quesos y yogur puede elevar el contenido graso de la dieta y desplazar a los alimentos ricos en fibra. Una vez que hayas superado la fase inicial de transición y hayas realizado el cambio al vegetarianismo, consume los productos lácteos con moderación, no como parte central de las comidas.

Relájate respecto a las proteínas. Mientras las calorías sean suficientes y la dieta sea variada, los vegetarianos cubren fácilmente sus necesidades de proteínas. Los cereales, las legumbres, las verduras y los frutos secos, todos ellos proporcionan proteínas. No es necesario tomar un alimento "altamente proteico" como queso, soja, legumbres o sucedáneos de carne en cada una de las comidas. Los vegetarianos tampoco necesitan ingerir combinaciones especiales de alimentos para satisfacer las necesidades proteicas.

Cuidado con las grasas. Incluso los vegetarianos pueden alcanzar excesivas dosis de grasas si la dieta contiene grandes cantidades de frutos secos, aceites, alimentos procesados, dulces, lácteos o huevos.

olivia dijo...

Dieta vegana para bebés y niños
Alimentar a los niños requiere tiempo y dedicación, y todos los padres deberían reflexionar cuidadosamente sobre la alimentación de sus hijos. Los hábitos alimenticios se adquieren durante la infancia, desde el nacimiento hasta la adolescencia; es además, cuando la tasa de crecimiento es más alta y hasta cierto punto cuando se establece la capacidad de reserva de ciertos nutrientes esenciales, como el calcio. Este artículo examina los beneficios de la dieta vegana en los niños, las preocupaciones más habituales de los padres. Proporciona información actualizada sobre los nutrientes esenciales y nos da las pautas para alimentar a los niños veganos.

El porcentaje de veganos en el Reino Unido es del 0.5% (1), pero desconocemos cuántos de éstos son niños. En Estados Unidos, una encuesta realizada por el ”Vegetarian Resource Group”, encontró que alrededor del 0.5% de los niños comprendidos entre los 6 y 17 años de edad no comían carne, pescado, aves, huevos ni productos lácteos (2).


BENEFICIOS DE LAS DIETAS VEGANAS
Varios estudios han examinado la ingesta de nutrientes ingeridos por niños veganos. Uno de ellos, realizado con niños británicos en edad escolar, encontró que la ingesta de fibra era mayor y que los niveles de todas las vitaminas y minerales (a excepción del calcio) estudiados eran comparables a los de niños consumidores de carne (3). Se observó que los niños veganos preescolarizados de Estados Unidos tenían niveles adecuados de proteínas, vitaminas y minerales y que sus dietas alcanzaban sin problemas la cantidad recomendada de todos los nutrientes estudiados, a excepción del calcio (4).

El estudio que mostraba que los niños veganos tenían niveles más bajos de calcio, se hizo antes de que los productos enriquecidos con calcio estuvieran disponibles, así que es bastante probable que actualmente los niveles de calcio en los niños veganos sean mas elevados. El calcio es importante para el desarrollo de los huesos. Alrededor del 45% del hueso adulto se acumula antes de los 8 años de edad, otro 45% se agrega entre los 8 y los 16 años de edad y el 10% restante se acumula en la siguiente década. Dada la importancia de la ingesta de calcio durante la infancia, todos los padres deberían asegurarse de que las dietas de sus hijos contengan alimentos enriquecidos con calcio y de que satisfagan las cantidades recomendadas de calcio correspondiente a su grupo de edad.

Lamentablemente, hay muy pocos estudios recientes que investiguen los efectos a largo plazo de una dieta vegana (*), sobre todo si se tiene en cuenta que muchas enfermedades propias de la edad adulta tienen su origen en la infancia. Por ejemplo, parece claro que el inicio del proceso de la aterosclerosis (formación de ateromas en las arterias) y la hipertensión arterial, tienen su origen en las primeras etapas de la vida, asimismo se ha comprobado que la tensión arterial y los niveles de colesterol se determinan en la infancia y están relacionados con la ingesta de nutrientes durante la misma (5,6). La masa corporal también se consolida en la primera infancia, teniendo los niños obesos mucho más riesgo de padecer obesidad en la edad adulta que los que no lo son (7).

Cuando buscamos los posibles beneficios a largo plazo de las dietas veganas, lo primero que encontramos es que los niños veganos tienen una ingesta mayor de de frutas y hortalizas, alimentos indispensables para gozar de una buena salud. Además, se ha demostrado que los niños veganos ingieren menores cantidades de grasas, grasas saturadas y colesterol que los niños no vegetarianos (9,10). Esto es muy importante para reducir el riesgo del desarrollo de enfermedades crónicas tales como afecciones cardiacas y obesidad. Por último, las dietas veganas proporcionan a los niños una mayor variedad de todos los alimentos vegetales, estableciéndose, de esta manera, unos hábitos alimenticios saludables para toda la vida.

Olivia dijo...

BEBÉS VEGANOS
Durante los primeros 4 ó 6 primeros meses de vida, la dieta de la mayoría de los niños (de padres veganos o no) son idénticas. La alimentación perfecta para los bebés es la leche materna y los demás alimentos no deben ser introducidos antes de los 4 ó 6 meses de edad. Los niños alimentados con leche materna cuyas madres llevan una dieta vegana equilibrada, tienen un crecimiento y desarrollo normal (11). Los niños obtienen muchos beneficios de la leche materna, entre los que se incluyen anticuerpos que protegen ante enfermedades infecciosas y un menor riesgo de contraer alergias (12). Además, es probable que la leche humana, al ser el alimento natural para los bebés, contenga sustancias necesarias para el crecimiento, todavía desconocidas y, por tanto, no incluidas aún en las leches maternizadas. Las madres que amamantan obtienen también sus propios beneficios, entre los cuales se encuentran la incidencia menor de cáncer de pecho, una disminución de los efectos de los cambios hormonales y para algunas, la razón es simplemente de comodidad (12). Por todas esas razones nosotros insistimos en recomendar la leche materna para los bebés.

La Vitamina B12 y la vitamina D son nutrientes esenciales para un niño alimentado exclusivamente por leche materna de madre vegana. Las madres cuyas dietas contengan niveles bajos o nulos de B12, producirán una leche con bajos niveles de dicha vitamina (13). Como esta vitamina tiene un importante papel en el desarrollo del sistema nervioso, es crucial para los niños tener una fuente fiable de vitamina B12. Algunas mujeres veganas optan por tomar suplementos vitamínicos, mientras que otras confían en los alimentos enriquecidos como los cereales del desayuno, productos enriquecidos de levadura, leches vegetales, y determinados productos derivados de la soja con objeto de que ambos (la madre y el niño) tengan sus necesidades de vitamina B12 cubiertas. Si la dieta de la madre no contiene una fuente de vitamina B12, es el propio niño quien debe recibirla directamente.

El contenido de vitamina D de la leche materna varía según la dieta de la madre y de su exposición al sol, aunque en general los niveles de vitamina D de la leche materna son bajos. Todos los niños menores de tres años tienen un alto requerimiento de vitamina D, para permitir el depósito de calcio en los huesos. El Ministerio de Sanidad del Reino unido, por tanto, recomienda que los niños entre los 6 meses y los 5 años de edad, independientemente de que sean vegetarianos, veganos u omnívoros, reciban suplementos vitamínicos de las vitaminas A, C y D. La Seguridad Social proporciona los suplementos más baratos o incluso gratis. Además no contienen productos animales por lo que también son aptos para veganos.

El lector probablemente haya oído hablar del DHA, un ácido graso fundamental para el desarrollo del ojo y del cerebro, que se encuentra sobre todo en alimentos de origen animal. Sin embargo, los veganos pueden sintetizarlo a partir de otros ácidos grasos como el alfa-linolénico, el cual sí que se encontrará en la leche materna si la madre se asegura de que en su dieta se incluyan buenas fuentes de este ácido graso, tales como aceites de semilla de lino o de colza (**). Además, reduciendo el consumo de otros aceites como el de maíz, de girasol, y de cártamo (contienen ácido linoleico) y limitando el consumo de alimentos que contengan grasas hidrogenadas (contienen ácidos grasos trans), la leche tendrá niveles adecuados de DHA. La razón es que el ácido linoleico y los ácidos grasos en forma trans interfieren con la síntesis de DHA. Si la lactancia materna no es posible o está contraindicada, existe sólo una fórmula válida para niños veganos: ”Fórmula de Soja Farley´s de Heinz”, avalado por la Sociedad Vegana del Reino Unido. De ninguna manera, la leche de soja, de nuez, de arroz, de avena, ni de guisantes ni otras “fórmulas preparadas” en casa, deberían usarse en sustitución de la leche materna, porque no contienen la proporción adecuada de nutrientes y pueden poner en peligro la vida del niño.

Olivia dijo...

INTRODUCCIÓN DE ALIMENTOS SÓLIDOS
Los alimentos sólidos no se deberían introducir antes de los 4 meses de edad. Hay que intentar introducirlos de uno en uno, y espaciarlos 2 ó 3 días por lo menos. Así será más fácil identificar el alimento responsable de una posible reacción adversa.

Los primeros alimentos pueden incluir papillas a base de arroz, purés de frutas como el plátano, la pera y la manzana, y hortalizas como la zanahoria, las patatas y espinacas. A los 6 meses se pueden introducir las papillas de trigo y de avena. Alrededor de los 7 meses se pueden introducir alimentos ricos en proteínas como las legumbres cocinadas y trituradas (batidos), el tofu triturado y el yogur de soja. Los niños pueden acostumbrarse poco a poco a la comida sólida con trozos suaves y pequeños para sustituir las papillas y los purés. Después del primer año se pueden introducir mantequillas de frutos secos o de semillas untadas en el pan. Si la familia tiene historial de alergias, los cacahuetes y los frutos secos deben restringirse hasta los tres años (14) para permitir que el sistema digestivo madure y que el sistema inmune termine su desarrollo completo.

Cuando los sólidos lleguen a ser una parte importante de la dieta, hay que introducir alimentos con una buena cantidad de nutrientes y de calorías. Esto incluiría tofu triturado, pasta de judías, aguacate machacado y frutas desecadas cocidas. Tomar “snacks” y comer a menudo ayuda a proporcionar la adecuada ingestión de energía. El consumo de grasa en los niños sanos no debería estar restringido, y fuentes como los aceites vegetales o la margarina vegana suave deberían incluirse en la dieta de los niños más mayores.

Para evitar el riesgo de atragantamiento, no se deberían dar a los niños menores de tres años los siguientes alimentos: frutos secos enteros, cremas de frutos secos con trocitos, perritos calientes veganos, trozos grandes de frutas y verduras, granos de uva enteros, ni caramelos ni palomitas. Sin embargo, machacando los frutos secos, partiendo en rodajas pequeñas los perritos calientes y partiendo en dos las uvas, se puede reducir el riesgo y se garantiza que los niños de entre 1 y 3 años puedan tomar todos los alimentos. El sirope de maíz y la miel (que no es vegana) no se deberían dar a niños menores de 1 año porque hay riesgo de botulismo, un tipo de intoxicación alimentaria.

Una advertencia sobre los frutos secos: en familias con historial de alergia, eccema o asma no se recomienda introducir los cacahuetes y derivados al menos hasta los tres años. Los demás niños pueden tomarlos en forma adecuada a sus necesidades, como una crema suave a partir de los 6 meses o cuando se desteten, pero nunca antes de los 4 meses. Sin embargo, la Academia Americana de Pediatría no recomienda ningún tipo de cremas de nueces o similares hasta los tres años. En el Reino Unido se recomienda evitar los cacahuetes en mujeres durante el embarazo o la lactancia si hay una historia de alergias. A los niños cuyos padres, o hermanos hayan tenido enfermedad atópica, se les recomienda evitar los cacahuetes para proteger al niño de la sensibilización alérgica a dicho alimento, pero esto es tan sólo una precaución puesto que no hay pruebas concluyentes.

Muchos padres eligen los preparados para bebés (los potitos), y de hecho hay productos aptos para veganos comercializados, sin embargo es conveniente leer cuidadosamente las etiquetas. Como la oferta de potitos aptos para veganos es muy limitada, la mayoría de los padres optan por preparar directamente ellos las comidas. La comida debe lavarse minuciosamente, cocinarla y pasarla por la batidora hasta que adquiera la consistencia adecuada. Los preparados en casa pueden guardarse en la nevera durante dos días como máximo o congelarse en pequeñas cantidades para poder descongelarlos después fácilmente.

olivia dijo...

Alrededor de los 6 meses, las reservas de hierro se agotan, tanto en niños veganos, como en vegetarianos y omnívoros, por lo que los alimentos ricos en hierro deben ser incluidos en la dieta. Tomar cereales enriquecidos es una buena forma de suplir el hierro en niños veganos. Otras buenas fuentes son los alimentos integrales, las legumbres, la verdura de hoja verde y los frutos secos. Para favorecer la absorción de hierro, es conveniente añadir vitamina C, que se encuentra en verduras verdes, cítricos o grosella negra o también se puede acompañar la comida con zumo de naranja.

En los niños no veganos, la leche de vaca se introduce alrededor del año. Las leches enriquecidas no animales se pueden añadir a la dieta de los niños veganos alrededor de la misma edad, siempre que el crecimiento del niño sea normal, que su talla y peso correspondan a su edad y que esté tomando una variedad de alimentos, incluyendo derivados de soja, legumbres, cereales, frutas y verduras. Para niños con crecimiento más lento, que ya han sido destetados, hay que asegurarse de que la dieta proporciona la energía suficiente añadiendo aceites vegetales como el de oliva o el de colza (**), o elegir la fórmula Farley´s soya, o leche Plamil enriquecida, ambas son marcas avaladas por la Sociedad Vegana y son productos adecuados porque son más ricos en calorías que otras bebidas no animales y garantizan la ingesta adecuada de energía (N. del T.: en España, hay alguna marca como Ordesa que la proporciona). Elegir variedades de leches no animales sin sabores especiales a vainilla, cacao o algarroba puede ayudar a evitar el desarrollo de hábitos o preferencias de bebidas dulces de los niños jóvenes.

Olivia dijo...

NIÑOS PEQUEÑOS Y PREESCOLARES
Estos niños, sean veganos o no, tienden a comer menos de lo que la mayoría de los padres creen que deberían comer. Esto generalmente es debido a un creciente sentido de la independencia y a una disminución en la velocidad de crecimiento (***). Aunque el requerimiento de nutrientes es relativamente más bajo que en la primera infancia, una dieta adecuada continúa siendo importante para el crecimiento y el desarrollo. Estos primeros años son también importantes para el establecimiento de unos hábitos de alimentación sanos que pueden establecer las bases para una alimentación saludable en el futuro.

Una importante cuestión en la alimentación de los niños veganos es asegurarse de que ingieren las calorías suficientes. Sus estómagos son muy pequeños y el alto consumo de fibra les hace sentirse saciados antes de que su aporte de energía sea suficiente. Alimentos como el aguacate, las cremas de frutos secos y semillas, las frutas desecadas y los derivados de la soja proporcionan un buen aporte de energía. Si es necesario se puede reducir el contenido de fibra de la dieta dando alimentos como zumos de fruta, cereales refinados y fruta pelada. Comer con más frecuencia incluyendo “snacks” nutritivos también puede ayudar a asegurar el aporte adecuado de energía.


CRECIMIENTO DE NIÑOS VEGANOS
Si la dieta de un niño vegano contiene suficientes calorías, lo normal es que tenga un desarrollo y crecimiento adecuados, y de hecho los estudios realizados en niños veganos muestran que su ingesta de calorías está cerca de los niveles recomendados y son similares a los de los niños no vegetarianos (16,17).

Se ha comprobado que los niños veganos del Reino Unido y de Estados Unidos tienen un peso y una talla ligeramente menor que la media, pero su ritmo de crecimiento está dentro de la normalidad (15,16). Los niños necesitan mucha energía (en relación a su talla) y la dieta aparte de ser equilibrada, es muy importante que tenga una buena densidad de energía. Si se incluyen alimentos como aceites vegetales, aguacates, semillas, crema de frutos secos y legumbres, se pueden garantizar ambos objetivos: nutrientes y calorías. Las frutas desecadas son también una fuente concentrada de energía y son muy atractivas para los niños. Conviene acostumbrar a los niños desde muy pequeños a lavarse los dientes después de tomar fruta desecada y otros alimentos dulces para prevenir la caries dental.

Anónimo dijo...

Felicidades por la información que has dado olivia.
Realmente es una pena que se maltrate a los animales de esa forma, pero, pensemos que esa gente lo único que quiere, es hacer negocio de su granja y no les importa como estén los animales.
Conozco otro tipo de granjas donde se cuidan a los animales, estan limpios, y bien atendidos. No todo el mundo trata a los animales como en el video.
Respeto a todo el mundo, que cada uno haga lo que quiera con su alimentación y con su vida, no me meto.
Yo reconozco que soy carnivora, tal vez por mi grupo sanguineo 0+, me explicaron un dia, que los 0+ era un grupo sanguineo primitivo y por eso nos encantaba la carne (seguro que hay excepciones).
En fin, debemos conseguir un equilibrio. MC

Olivia dijo...

ALIMENTOS ESENCIALES PARA NIÑOS VEGANOS
Las necesidades de proteínas pueden ser fácilmente cubiertas si el niño toma una variedad de alimentos vegetales. No es necesario planificar cuidadosamente la adecuada combinación de éstas ni tomar suplementos de aminoácidos, siempre y cuando su dieta incluya una amplia variedad de alimentos cada día. Las fuentes de proteínas para niños veganos incluyen legumbres (garbanzos, guisantes, lentejas, soja), cereales (trigo, avena, centeno, arroz, cebada, trigo sarraceno, mijo, pasta, pan), frutos secos, sustitutos de la carne y cremas de frutos secos.

El calcio es muy importante para el crecimiento de huesos y dientes. Las leches vegetales enriquecidas son buenas fuentes; también lo son los zumos y el tofu enriquecidos, las alubias cocidas y las verduras de hoja verde bajas en ácido oxálico como son los grelos o las coles. Los suplementos de calcio serán necesarios en el caso de una ingesta inadecuada.

Los niños que regularmente están expuestos a la luz solar en las condiciones apropiadas (2 ó 3 veces a la semana durante 20-30 min. por lo menos en la cara y brazos) no parece que requieran ningún suplemento de vitamina D. Aquellos niños que tienen limitada la exposición al sol, son muy morenos de piel o no tienen buenas fuentes en su dieta, sí deben tomar suplementos. Existen pocos alimentos naturales que contengan vitamina D (D3, colecalciferol) y se encuentran en productos animales. La vitamina D3 generalmente se obtiene de la lanolina que proviene de la lana de las ovejas, por lo que no es apta para veganos. Como alimentos fortificados con una fuente vegana de vitamina D (D2, ergocalciferol) se encuentran algunas margarinas, algunas leches vegetales y algunos cereales de desayuno enriquecidos.

La anemia ferropénica (deficiencia de hierro) es el problema nutricional más común en la infancia y no tiene mayor incidencia en niños veganos que en no veganos (8). Buenas fuentes de hierro son los cereales enriquecidos, los cereales de desayuno enriquecidos, las legumbres, las verduras de hoja verde y las frutas desecadas.

Las dietas de niños veganos y no veganos suelen contener una cantidad similar de zinc, aunque el zinc de fuentes vegetales no se absorbe tan bien debido al contenido de fitatos que interfieren con la absorción. Alimentos ricos en zinc y proteínas como las legumbres y los frutos secos pueden aumentar la cantidad de zinc en la dieta y promover su absorción. El pan fermentado con levadura y los productos de soja fermentada como el tempeh y el miso pueden aumentar la absorción de zinc (8). Los suplementos de zinc pueden ser necesarios para los niños pequeños cuyas dietas estén basadas en cereales y legumbres con alto contenido en fitatos (19). Las marcas FSC y Seven Seas producen suplementos veganos de vitaminas y minerales aptos para niños.

Olivia dijo...

Los niños veganos deberían tomar alimentos enriquecidos con vitamina B12 o tomar suplementos directamente. Una gran variedad de alimentos enriquecidos con B12 están disponibles (N. del T.: en España hay pocos actualmente), como algunas marcas de leches veganas, sustitutos de la carne, extractos de levadura y algunos cereales de desayuno. Las marcas Quest y Vega Nutritionals avaladas por la Sociedad Vegana producen suplementos veganos de vitamina B12.


LA TRANSICIÓN A LA DIETA VEGANA
Aunque la mayoría de los niños veganos lo son desde el nacimiento, otros no lo son y cambian de dieta durante la infancia. Hay muchas formas de hacer la transición de una dieta no vegana a una que sí lo es. Algunas familias hacen el cambio gradualmente y otras lo hacen de golpe. En ambos casos hay que explicar qué está pasando, y cuál es la situación para que el niño pueda entenderlo. Al principio es mejor ofrecer alimentos que le resulten familiares. Los sandwiches de mantequilla de cacahuetes son muy populares entre los niños (N. del T.: en España no tanto), así como la pasta y las alubias cocidas. Los alimentos nuevos se irán introduciendo gradualmente. Se debe observar cuidadosamente el peso del niño. Al principio es normal que disminuya pero si continúa o el niño deja de tener un crecimiento normal, se debe añadir mayor concentración de calorías y reducir la cantidad de fibra en la dieta.


ALIMENTOS POPULARES EN NIÑOS VEGANOS
Bollos con mantequilla de frutos secos o hummus
Tacos de alubias o burritos de alubias
Frutas frescas y frutas desecadas
Patatas machacadas
Patatas horneadas
Gofres
Pasta con salsa de tomate
Sandwiches con crema de cacahuete y con extracto de levadura
Pizza sin queso, con verduras, legumbres, tofu o sustitutos de la carne
Verduras crudas con “dips” (salsas para mojar)
Batidos de leche de soja con fruta
Espagueti con salsa de tomate
Hamburguesas veganas
Perritos calientes veganos


Las dietas veganas bien planificadas según las recomendaciones nutricionales actuales pueden cubrir las necesidades nutritivas de bebés y niños, darles un buen inicio en la vida y les ayuda a establecer buenos hábitos alimenticios.

Olivia dijo...

lamento ocupar tantos comments....


Dejo una web para que quien quiera amplíe información.Es una web muy completa con muchas recetas de platos de todo tipo.Platos principales,Ensaladas,caldos,sopas, cremas,postres, platos entrantes, aperitivos... Es un mito que sea mas cara la comida vegetariana, se come mas variado, se aprovechan mucho las verduras,legumbres,frutas de temporada... etc...


http://haztevegetariano.com/


Un saludo a tod@s.

vegan dijo...

ahí bien de información para que la lea quien le interese y consigamos asi desterrar en lo posible esos falsos mitos sobre que es mas caro y otros largos etcéteras.Animo a los interesados a profundizar en el tema y a probar , cuesta un poco al principio , pero se puede, es sano y es un esfuerzo que merece la pena.

Alice dijo...

Los animales existen en el mundo por sus propias razones. No fueron hechos para el ser humano, del mismo modo que los negros no fueron hechos para los blancos, ni la mujer para el hombre.” - ALICE WALKER -

JAVIER dijo...

Los comentarios de Olivia, aparte de su indudable valor informativo, abundan en un pormenor importante y es que se necesitan determinados suplementos y/o cuidados para adaptarse a una dieta vegetariana pura, bastante más difícil de seguir que la ovo-lacto-vegetariana precisamente por este motivo, aunque como bien refiere la propia Olivia y confirman los especialistas nada especialmente complicado.
Desde el reconocimiento ( expresado desde el inicio de este fructífero intercambio de comentários) a la validez de la dieta vegetariana en general y vegana en particular aprecio apenas un ligero ( siendo generoso...) prejuicio de forma y es que siempre se comparan buenas dietas vegetarianas con malas omnívoras ( y repito que me refiero con ello a dietas que PUEDEN incluir todos lo grupos de alimentos) denominadas repetidamente carnívoras. Algunos, sin renunciar a nuestro gusto por los alimentos de origen animal, comemos ( o lo intentamos) variado y sano, intentando disminuir el uso de carne incluso por cuestiones puramente nutricionales.
Sobre el proverbio de que quien no quiere cambiar inventa una disculpa, contrapongo que si no se desea cambiar no se necesitan discupas si se tienen argumentos. Algunos cambiamos por convicción, no por obligación. El conocimiento de otras posibilidades estimula el cambio mucho mejor que la imposición y cuando esas posibilidades ya se conocen los cambios serán todo lo graduales que cada uno desee. Lo contrario apenas surge de la prohibición y esta casi nunca es deseable.
Yo prefiero este otro proverbio: "el viaje de 10000 millas empieza con el primer paso". Mejoremos la vida de nuestros animales domésticos como lo hemos hecho antes con los salvajes, apliquemos las leyes o hagamos otras más protectoras para que las granjas se parezcan a la que describí o la que refiere MC y al tiempo avancemos en la modificación de hábitos de consumo para llegar a un equilibrio que garantice la supervivencia de todos incluyendo como ya he dicho la de los animales ya desprovistos de "utilidad comercial" que he cuestionado seriamente y no por maldad precisamente.
PD: Comparar el maltrato animal, los toros, la caza indiscriminada, las degradantes granjas intensivas con el consumo responsable de animales como fuente de alimento y/o vestido no sólo es injusto como abiertamente ofensivo. Incluso aunque para algunos resulte un crimen, creo honestamente que existen grados y asumiendo mi condición de criminal no acepto loa cargos atrás referidos.

lucile dijo...

el problema es que somos muy comodones, nos creemos el ombligo del mundo y creemos que todo está por debajo de nuestro egoista bienestar.Y no es así, si se quiere, se puede.

Anónimo dijo...

Pues yo estoy en contra de que se maltrate a las plantas, que también son seres vivos. No me parece nada ético arrancarlas de la tierra.
Flower`s power

Maria Luisa dijo...

Yo me estoy empezando a liar...
Quiero proponer un nuevo estilo de alimentación, ¿por qué no simplemente comer menos? comer menos, cocinar menos, pensar menos en la comida, hablar menos de la comida...perder menos tiempo en encontrar comida... En fin, yo estoy agotada...
Besos
Mª Luisa

kissi dijo...

Estoy de acuerdo con ML. Me propongo comer menos, cocinar menos, pensar menos en la comida...no sé si de esta manera seré mas ecologista, pero se me va a quedar un figurínnnn.....

antiflowers dijo...

Lo de las plantas es el tipico argumento que esgrimen muchos.Las plantas no tienen sistema nervioso, no sufren ni padecen dolor y carecen de hipotálamo , cosa que si que poseen los animales al igual que los humanos.

Anónimo dijo...

¿Podrías profundizar algo mas sobre el hipotálamo de las gambas?

Anónimo dijo...

Que no te den el trabajo hecho.
Lee.

la velera dijo...

mmm...buenas a todos-as,que interesante reportaje.gracias oli.un beso.guausluprt