La boda de Rachel

Director: Jonathan Demme.
Interpretes: Anne Hathaway; Rosemarie De Witt Mather; Zickel Bill Irwin, Debra Winger.

Kym vuelve a casa tras 9 meses de terapia. El motivo de la vuelta es la boda de su hermana Rachel. Aquí afloran conflictos familiares que no terminan de resolverse.
Rodada cámara en mano, Jonathan Demme (El silencio de los corderos) vuelve a la ficción tras años de documentales, aunque reconoce que su equipo decidió rodar la película como si se tratara de un documental, dejando total libertad a los actores en cada escena, lo cual hace que te acerques más a los personajes.
Anne Hathaway está brillante en su interpretación, su personaje pone de manifiesto los problemas familiares nacidos a partir de una tragedia y hace que se despierten sentimientos como el rencor, los celos y la imposibilidad de perdonar.
Es una película mordaz,cruda y muy real, y a la vez llena de frescura donde la música juega un papel muy importante.
Os la recomiendo.
ÁTIMO


4 comentarios:

ana dijo...

Apoyo totalmente la recomendación. A mí me pareció una película diferente (tal vez por estar rodada en Dogma no sé), tan real... Una película donde no hay buenos y malos. Donde los conflictos y los rencores familiares impregnan cada segundo - como en la vida misma-. Y dónde tb reconoces algunos amores y ternura incondicionales - tb como en la vida misma-. Yo entré a verla sin saber mucho y me encantó!

(Es que en esta nueva etapa, Atimo y yo hemos hecho un tandem, él/ella escribe y yo añado... un buen rollito, como a él/ella le gusta)

asm dijo...

Yo si iba con expectativas al cine puesto que AR y Atimo me la habían recomendado. Me gustó bastante. Lo suficiente para recomendarla st en este otoño donde no es que haya mucho cine interesante en cartelera.
Me gustó asomarme a la vida de esta familia en la que con la disculpa de la boda de una de las hijas y el regreso de otra afloran los mas íntimos sentimientos y algun doloroso episodio aun no superado.
La cámara al hombro del director y que, al parecer, se grabara sin ensayos, ni repeticiones de tomas le dan aspecto de realidad y se agradece.
Debo ser un poco voyeur porque me gusta este tipo de cine, de personajes reales dónde como decía AR, y esto me encantó, no hay buenos, ni malos absolutos.
Atención al ¿regreso? de Debra Winger. Guapisima y estupenda en el papel de madre de Rachel y Kym.
Por cierto, yo tb hubiera necesitado terapia en una casa en la que la música suena ininterrumpidamente allá dónde vayas.

melé dijo...

Yo todavía no la he visto, a ver si este finde...de todos modos porqué nos fustigamos tanto con lo pasado ? Que poco prácticos somos los humanos habitantes de este planeta.... os cuento la semana que viene cuando la vea

handmade jewelry dijo...

where you come from!