ULM: Meteora: Hotel Pyrgos Adrachti

Hola a todos!
Quiero compartir con vosotros el viaje que hice a finales de agosto a METEORA en Grecia. Ha sido una excursión algo peculiar pero muy divertida y totalmente recomendable.
METEORA es un área montañosa que desde 1988 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Pertenece a la ciudad de Kalampaka y su atractivo está en las construcciones de monasterios en las cumbres de estas montañas desde el siglo XIV
Bueno, la aventura comienza un viernes 28 de agosto, aterrizamos en Atenas y corriendo cogimos un taxi para llegar al autobús que nos llevaría a Kalampaka. Cuando llegamos a la Terminal B de la estación de autobuses nos llevamos la sorpresa de que el calendario publicado en Internet nada tiene que ver con el real así que sin autobús a Kalampaka decidimos coger uno que nos llevaba hasta Trikala a 24 Km de Kalampaka.
El viaje en autobús hacia el interior de Grecia nos permitió mezclarnos con la auténtica
sociedad griega, música griega, gente que viajaba de pie durante horas por carreteras llenas de curvas, el conductor hablando por el móvil sin ningún tipo de precaución y jurando en “griego” contra el resto de conductores, a 10 km/hora…. en fin, todo muy “griego”.
Tras 5 horas de viaje, un pasajero mareado y veinticinco mil paradas (el conductor podía parar cada vez que alguien se lo pidiese), llegamos a Trikala ya de noche y conseguimos un taxista que nos acercase hasta nuestro hotel que estaba en Kastraki a las afueras de Kalampaka.
Tomad nota del hotel porque es absolutamente recomendable: “PYRGOS ADRACHTI” podéis reservarlo en booking.com a muy buen precio y la localización es espectacular, por ese mismo motivo es bastante difícil de encontrar incluso con GPS pero sin duda merece la pena. Es una especie de casa rural con todas las comodidades, pero cuando abres la terraza y ves las vistas de las montañas rocosas, iluminadas por la luna, a unos pocos metros de distancia, te quedas sin palabras, os envío una foto de las vistas desde nuestra terraza donde por supuesto aprovechamos para celebrar el comienzo de lo que iban a ser unas maravillosas vacaciones para brindar con unas cervecitas que compramos en el bar del hotel.
A la mañana siguiente, nuestra grata sorpresa fue disfrutar del desayuno en una enorme terraza del hotel con unas vistas de Meteora privilegiadas. El mismo dueño, muy agradable, te informa de los horarios de los monasterios y te aconseja sobre el mejor recorrido según el tiempo del que dispongas.
Tomamos un taxi y por sólo 5 euros llegamos al primer monasterio, a partir de ahí coger fuerzas y empezar a subir escalones!. Nosotras visitamos 3 monasterios, Metamorphosis, el más grande, Varlaam y Agios Nikoleos que es de los pocos que aún siguen habitados, pero en total hay 7.
Es curioso que en todos ellos las mujeres deben ir con falda, por lo que si llevas pantalón ó bermudas te dan allí una especie de pareo para que te lo pongas encima. Los Monasterios son bonitos, quizá demasiado reformados, destacan sobre todo las capillas de estilo bizantino que además están muy bien conservadas, pero lo más alucinante es el entorno en el que estos Monasterios se encuentran, en pleno contacto con la naturaleza, la paz que se respira a pesar de la cantidad de turistas que por allí rondan, y las vistas del valle junto a las montañas rocosas son espectaculares.
Entre el segundo y tercer monasterio, en lugar de acceder por la carretera, cogimos un atajo a través de un sendero, es algo escabroso y empinado pero merece la pena por el frescor de la vegetación, las vistas de las que puedes disfrutar desde allí y la tranquilidad de la montaña.
En la época en la que fuimos el clima es bastante seco y caluroso por lo que es recomendable madrugar e ir a primera hora de la mañana. Aproximadamente se tardan unas 4 horas en visitar 3 monasterios, pero no es necesario visitarlos todos ya que son muy parecidos y alguno está cerrado al público.
Aprovechando que la vuelta es cuesta abajo, volvimos dando un paseo y decidimos premiarnos el esfuerzo con una cervecita bien fresquita y una ensalada griega (tomate, pepino y queso feta) en una terraza de Kalampaka que nos devolvieron las fuerzas para continuar con nuestro viaje, volver a Atenas y en los días posteriores visitar el Partenón y varias islas del país, pero sin lugar a dudas Meteora me impresionó especialmente, espero que algún día vosotros también os animéis a visitar esta maravilla.
P.D Os envío algunas fotos para que os hagáis una idea….
VGO.

4 comentarios:

Pilar dijo...

Las fotos son preciosas, y seguro dan fe del sitio. Apetece escapar a verlo y sentir todo eso que nos dice VGO. Pilar.

ASM dijo...

Meteora está entre mis destinos pendientes en Grecia. Pensaba que las mujeres no podíamos entrar en los monasterios pero ya he comprobado que no es una regla que afecte a todos los monasterios. Recuerdo lo que me reí este verano cenando en Plaka cd nos contasteis vuestra aventura en el autobus recien llegadas de Meteora. La verdad es que el Hotel tiene unas vistas impresionantes asi que ya he encontrado dónde quedarme cd visite Meteora en mi próxima visita a Grecia.

Maria Luisa dijo...

Las fotos son espectaculares, puedo imaginarme lo que sentisteis al mirar por la ventana y contemplarlo despues de tan tortuoso viaje. ¡que suerte!

JAVIER dijo...

Me apunto a lo que dice Amparo, Meteora es uno de mis destinos pendientes en Grecia y es siempre bueno leer las experiencias de otros viajeros.
Anotado queda!
PD: El monasterio que creo que es fabuloso es el del Monte Athos, prácticamente una teocracia independiente dentro de Grecia y que necesita un permiso especial para ser visitado y, este sí, sólo por hombres.