Speaker´s Corner: Spanish Babel Tower

Andaba yo pensando mientras iba a clase de francés que qué lío tenemos montado en este nuestro país, en el que dentro de poco vamos a tener que usar pasaporte para pasar de una comunidad a otra, cuando ahora para viajar dentro de Europa sólo necesitamos el DNI; y además, de qué me sirve el ir a clase de francés y el título que me acaban de conceder de nivel avanzado de inglés cuando lo que realmente tengo que tener es el título de gallego; porque lo que no os he dicho es que vivo en Ribadeo desde hace cuatro años y que , aunque ahora lo entiendo, el gallego al principio me era totalmente ajeno, tanto es así, que cuando cogía el teléfono apretaba mi oreja contra el auricular en la creencia de que cuanto más zona de contacto hubiera entre mi pabellón auditivo y el teléfono lo que farfullaba el interlocutor que había al otro lado del cable, ya fuera gallego, sueco o neozelandés podría ser entendido por mi sin ninguna dificultad. Ya ves…
Y todo ello se debe a que durante una comida entre amigas el domingo pasado surgió el tema de la pluralidad lingüística en España, conviniendo todas en que la variedad de idiomas contribuye a la riqueza cultural pero llevado en sus justos términos, pero , ¿y cuáles son esos denominados “justos términos”? yo creo que la pauta ya la da la Constitución haciendo cooficiales junto con el castellano (y no digo español, pero eso será materia de discusión otro día) al gallego, al euskera y al catalán , sin perjuicio de nuevas incorporaciones según se vayan modificando los distintos estatutos de autonomía.
No considero muy inteligente el hecho de potenciar unos en detrimento de otros, pues ante todo está el tema de la libertad que ha de informar todas las actuaciones humanas incluso también la formación y la enseñanza. Son los padres los que deciden la educación que desean para sus hijos y a los poderes públicos les corresponde la salvaguarda de esa libertad en el sentido de que los primeros puedan elegir el colegio, ya sea público o privado, que deseen. Entiendo que invertir el orden es cercenar esa libertad.
Pero voy más allá: ¿cuál es la razón de que en el acceso a la función pública en algunas comunidades autónomas se prime la lengua, qué digo se prime, se hipervalore el conocimiento de una lengua antes de la formación específica a desarrollar, como factor a tener en cuenta en detrimento de otros? Y me estoy refiriendo al tema de los médicos en Baleares que ha saltado a la luz pública recientemente: si estáis por allí, al primer síntoma pillad un “low cost”, un cayuco o lo que sea, y salid de allí….dicen que se están quedando sin especialistas , todos han huido. Saben mucho de hematíes, carcinomas, fibrilaciones y demás pero son incapaces de decir “Moltes Gracies” o “Agur”.
Yo por de pronto sigo con lo mío. Os dejo que tengo examen de francés.
Amalia

11 comentarios:

Ra dijo...

La verdad es que desde mi punto de vista no se puede decir mejor que cómo lo ha contado Ama.
Besos y suerte en tu examen.

Anónimo dijo...

Enhorabuena Amalia por tu speaker’s corner, que lo es de verdad, 100%. Yo tengo un montón de dudas sobre este tema y creo que es complicado. Personalmente no hablo más que castellano de entre los idiomas que se hablan en España, y sinceramente no me gusta mucho que la gente meta palabras en catalán, vasco, o inglés en sus conversaciones en castellano, solo porque les parece "superguay". Sin embargo, por supuesto que me parece estupendo que los ingleses hablen inglés, los catalanes catalán, los vascos vasco etc. Simplemente que yo no los hablo. Desde mi punto de vista el lenguaje debe facilitar la comunicación, pero la comunicación no creo que sea una prioridad en política autonómica, no?
La educación es otro tema, porque si que he oído a muchos padres agobiados con que sus hijos no aprendan en castellano en sus colegios, y lo entiendo, porque en reuniones de trabajo impresiona el nivel de castellano de algunas personas que claro, ya no lo hablan casi nunca. Por otro lado, el tema de la educación y las oposiciones lo entiendo como discriminación positiva, y puesto que en el caso de las mujeres estoy de acuerdo en que esta exista en algunos casos, pues supongo que deberé de estar de acuerdo con la "lingüística" también…en algunos casos. No se, es complicado.
Besos,
Sonia

Maria Luisa dijo...

Pues creo que debes de ser optimista Amalia.
Tus títulos de Inglés y francés te servirán para comunicarte con la mitad de la humanidad (y para leer a Shakespeare y a Baudelaire), y tu español (así se llama esta lengua en la que escribo) con la otra mitad mas o menos...(ya sé que exagero, me faltan los chinos y todos sus primos)
Es Imposible que te pidan el pasaporte para ir de una comunidad a otra, como broma de tertulia está gracioso, pero todos en españa tenemos el mismo pasaporte, y no hay ni una remota sospecha de que alguien está pensando en una ley que lo proponga.
Dicen los ligüistas que solo la lengua materna nos permite expresarnos con total expresividad,naturalidad e intimidad. También dicen que las distintas lenguas explican las diferentes formas y estructuras del pensamiento de los pueblos, y también dicen que cuando una lengua minoritaria está en peligro hay que cuidarla mas que a la lengua dominante y mayoritaria.
Creo que es estupendo que los niños se eduquen en 2 lenguas,y creo que es un tesoro que los niños crezcan pensando que las cosas se pueden decir, por lo menos, de 2 formas distintas.
Lo peor, creo yo, es que hayan puesto a cuidar las lenguas a los políticos. Eso sí que es otra historia, y a mí me resulta casi simpre incomprensible.
Pero cada uno tenemos nuestro pequeño poder para que las cosas sean como queramos, tenemos un voto.
besos
María Luisa

Mónica Huguet Rodriguez dijo...

Soy hija de maragata y catalán Naci y vivo en Barcelona y me enorgullece hablar y escribir correctamente (no me atrevo a decir perfectamente) tanto el español como el catalán. Ambos idiomas los utilizo indistintamente en mis relaciónes cotidianas y ello me enriquece sin ningún tipo de duda.
Me imagino que para mucha gente puede parecer impositivo y radical que desde los estamentos oficiales se obligue a dominar mínimamente el idioma propio de una tierra pero , que menos! Se trata de optar a una plaza pública y es de cajón que en cualquier pais del mundo es el primer requisito que se debe pedir. Es una cuestión de respeto,una muestra verdadera de actitud de integración.
Nunca una lengua pequeña como el catalán podrá tener un cierto peso si no se impone como lengua oficial. Quedará relegada a simple folclore en sectores muy minoritarios, en definitiva, a morir.Y eso si que es cercenar la libertad.

Por cierto , bravo Maria Luisa.

Paloma Universal dijo...

Pedazo de texto, Amalia!!! Y nivelazo también el de los comentaristas que me preceden.

Poco puedo añadir, especialmente sin ofender (como espero y deseo)...Hablar de la pluralidad lingüística en España es un caramelo mental para el debate pero también es un tema delicado...Sin duda,la variedad de idiomas contribuye a la riqueza cultural. Sin duda, es estupendo que los niños se eduquen en dos idiomas. Sin duda, el lenguaje debe facilitar la comunicación. Sin duda, y como muy bién dice Mº Luisa, lo terrible es que los políticos se hayan puesto a cuidar de nuestras lenguas. Pero por encima de todo esto creo que SIN DUDA está la salud mental y física de todos nosotros. Y digo, todos. Vivas en Ribadeo, Barcelona, Astorga, Mallorca o en Tokio. Francamente no creo que sin obligación oficial el destino de una lengua pequeña como el catalan, el vasco o el suajili sea morir. Si han han perdurado hasta nuestros días... Escribo "suajili" en mi lengua materna, el español. Es la que me permite expresarme con naturalidad y sin ningún tipo de estres que perjudique mi salud. (Smiling...).
Besos,
Paloma Universal

Anónimo dijo...

Al hilo de esta conversación...

La ley catalana de educación elude la tercera hora de castellano
La Generalitat trata de blindarse tras recurrir el decreto ministerial
SEBASTIÁN TOBARRA - Barcelona - 08/05/2009



El decreto del Ministerio de Educación que insta a dar tres horas semanales de Lengua y Literatura Castellana en las escuelas no se aplicará en Cataluña. Eso al menos se deriva del acuerdo alcanzado ayer por la Comisión de Educación del Parlamento catalán, que aprobó el informe de la ponencia de la ley de educación. El texto del proyecto persigue blindar el actual modelo lingüístico de inmersión en catalán, pero al tiempo, esquiva el decreto estatal, que fija un mínimo de tres horas semanales de castellano en los centros escolares. La mayor parte de las escuelas catalanas están impartiendo dos horas semanales de castellano.

Pilar dijo...

Yo creo que el tema está muy bien tratado y que lo principal es la tolerancia y el respeto que parece que no impera en estos tiempos.

Pilar.

Josep dijo...

Desde la periferia,

España no es un país monolingüe y en muchas zonas del país los ciudadanos hemos votado que queremos que la enseñanza se realice fundamentalmente en nuestra lengua originaria, que no es el español. También queremos que el castellano o español sea lengua oficial y se garantice su estudio y su conocimiento de tal manera que tengamos un dominio adecuado al finalizar la enseñanza secundaria obligatoria. ¿De verdad que hay alguien que le parece esto represivo o intimidatorio?

Como muy bien dice María Luisa os aseguro que es estupendo que los niños se eduquen en 2 lenguas, y yo también creo que es un tesoro que los niños crezcan pensando que las cosas se pueden decir, por lo menos, de 2 formas distintas.

A fecha de hoy yo no conozco a ningún catalán que no sepa hablar español y sí que conozco a muchos catalanes que no hablan catalán, y a muchos no catalanes que después de 40 años de vivir en Barcelona todavía no han dicho ninguna palabra en catalán.

Mi opinión es que hasta que la mayoría de españoles no sintáis que las lenguas que se hablan en toda España son también parte de vuestra cultura siempre estaremos igual, es decir discutiendo el por qué a los niños se les “obliga” a aprender una lengua minoritaria o por qué se valora a los funcionarios públicos con el conocimiento de esas lenguas, hechos que son desde mi punto de vista de una trivialidad monumental.
Hace 15 años yo hubiera apostado sin problemas a que la idea de la España plurilingüe se haría realidad en breve y que el “problema del idioma” acabaría desapareciendo. Lamentablemente os diré que me equivoqué totalmente, y aunque soy optimista por naturaleza, ahora apostaría que es probable que el tema no tenga solución. Lo siento, pero es así como veo yo las cosas. Ojalá me equivoque!!

Anónimo dijo...

Este tema siempre me pone de los nervios.
Yo sólo se que mi sobrina de 10 años habla perfectamente en catalán y en castellano, y resulta que la sobrina de mi pareja (que es valenciana y sólo recibe la educación en castellano) también de 10años empieza a chapurrear algo de valenciano...evidentemente hay una gran diferencia en la manera de enseñar en los colegios cuando la lengua vehicular del centro es una o es otra y los niños al ser bilingües muestran mejor capacidad o ptencial para los estudios (no quiero ofender a nadie con ésto).
Soy maestra de parvulari y enseño en catalán. Os puedo decir que no tengo ningún problema con los castellanoparlantes, el problema lo tiene los adultos que cómo han dicho por ahí arriba llevan años en cataluña sin hacer el esfuerzo de aprender nuestra lengua.
Y tampoco creo que nadie en una conversación en castellano añada pañabras en catalán porque quede "superguay" cómo han dicho por ahí...quizá se le escapará por la costumbre del uso de la misma...
creo que juzgamos demasiado cuando se trata de éste tema en vez de valorar y ver lo que enriquece saber de lenguas...ojalá yo dominará más....

Anónimo dijo...

Hola,
Solo dos puntualizaciones. Una que sepáis que los padres, en concreto, agobiados con el tema del castellano en Cataluña que yo conozco, no son españoles, y sus hijos ya hablan dos idiomas. Yo también creo que el aprendizaje en varios idiomas es una ventaja y así lo práctico, pero eso no quiere decir que no podamos comprender que algunas personas prefieran que sus hijos sean bilingües, o trilingües, en unos idiomas mejor que en otros, solo por cuestiones prácticas. También entiendo perfectamente que a alguien no le guste que otros vivan en su país sin hablar su idioma, claro.
Respecto a lo de “superguay”, no me refería a un catalán diciendo palabras en catalán (o vasco, ingles, francés o lo que sea) en medio de su conversación, porque eso, claro que no es debido a que lo considere “superguay”, sino a otras razones. Pero eso no tiene ninguna importancia…
Mira tu que Barsa es la única palabra en catalán que se, y fíjate tu que útil …
Besos,
Sonia

Maria Luisa dijo...

Me parece que el tema es muy complejo y los que no entendemos ni nos interesa mucho la política tendemos a simplificar, pero hoy leí esto y me pareció muy interesante para la reflexión.

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Espana/real/plural/elpepuopi/20090521elpepiopi_11/Tes