Swimming in a sea of death.

David Rieff
Ed Simond & Schuster
Dice -decía- Susan Sontag que fue el descubrimiento de la estigmatización de los pacientes con cáncer lo que la llevó a escribir “La enfermedad y sus metáforas”. Y posteriormente “El SIDA y sus metáforas”. Desde que leí esos libros la consideré una de las mentes más lúcidas y privilegiadas del siglo.
Así que cuando supe que su propio hijo había vomitado su dolor y sus sentimientos de culpa ante la enfermedad y finalmente muerte de su madre, corrí a intentar averiguar cómo se enfrentaba una de las personas que más he admirado intelectualmente a una enfermedad incurable.
En este mundo en el que la muerte se oculta y cuando se nos aparece nos sorprende casi ignorantes, agradezco el libro de Rieff. Verdaderamente no desvela los grandes misterios ni nos ofrece respuestas. Pero podemos compartir con él la desesperación ante la falta de esperanza. Nos deja entender sus remordimientos por haber permitido que su madre sufriera físicamente sólo por respetar sus propios deseos de libertad. Y confiesa que a su madre no le habría gustado un mundo sin ella.
Es un libro tremendamente valiente y doloroso. No es una elegía en el sentido poético de la palabra. No nos dice que su madre fue valiente o fue digna en su actitud. Sólo nos dice que quería vivir y que ella confiaba en que sus fuerzas unidas a la ciencia la permitieran sobrevivir y que se aferraba a la vida sollozando. Por eso es una lectura valiosa y recomendable. Porque la desesperanza está a la vuelta de la esquina.
Ana Ruiz

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por volver Ana, ya echaba de menos tus acertados comentarios sobre libros
Un abrazo
Teresa

viernes dijo...

Susan Sontag me parece alguien muy interesante. Si algun@ quiere conocer mejor a esta mujer os recomiendo la lectura de este articulo sobre su diario próximo a publicarse.
La obsesión de ser Susan Sontag
http://www.clarin.com/suplementos/cultura/2007/02/03/u-01356459.htm

Interesante ver como la enfermedad nos iguala a todos brillantes y no tanto.......

ASM

ana dijo...

Dice Susan Sontag en su diario:
"El miedo a envejecer nace del reconocimiento de que uno no est� viviendo la vida que desea. Es equivalente a la sensaci�n de estar usando mal el presente."

Y es lo que tiene Viernes... que el link de ASM, me ha llevado a pensar en una persona que lee viernes. Le dedico este pensamiento. No hace falta que contestes, darling! Muy interesante el link, ASM!

Anónimo dijo...

Si, realmente comparto ese pensamiento.

viernes dijo...

http://www.elpais.com/articulo/portada/Susan/Sontag/acepto/muerte/pude/decirle/adios/elpepusoceps/20081214elpepspor_7/Tes

un enlace interesante.
Como dice Ana, viernes lo contó primero.