Desde el Monte Santo. Viaje a la sombra de Bizanzio



Editorial: RBA
Autor: William Dalrymple
Año: 2008
Me fascina la literatura de viajes. Los autores que tienen el don de empujarme de forma irrefrenable a algún lugar. O incluso a alguna pasión. Este libro rememora el viaje de Juan Mosco y Sofronio en el siglo VI a lo largo del imperio de Bizancio. El autor, intentará alojarse en los mismos monasterios. Desde el Monte Atos hasta Egipto recorrerá algunos de los territorios que he amado: la tierra de Palestina, Siria, Líbano, Turquía… Nos habla de la decadencia actual del cristianismo en oriente en la tierra de sus orígenes. Del aplastamiento que sufren los cristianos, los lugares y los cultos por los musulmanes, sin falsas progresías. Esta es una tierra de eremitas, de estilitas. He visitado el Monasterio de San Simeón en Siria y el de Santa Catalina en el desierto de Judea y me maravilla que algunos cristianos pasaran toda su vida allí dedicados a la contemplación (el que quiera ver esto en España que se dé un paseo por Peñalba, la tierra de San Genadio). Dalrymple denuncia de forma valiente la prodigiosa progresiva desaparición de los vestigios armenios en Turquía. Acabarán convenciéndonos de que nunca estuvieron allí… Pero lo que el libro pone de manifiesto por encima de todo, es lo próximas que están todas nuestras religiones, cómo unas músicas evocan otras y los rituales se aproximan extrañamente.

Ana Ruiz

6 comentarios:

fatima dijo...

¿cómo lo haces Ana que siempre, tras leer tus críticas literarias, apunto el título del libro en mi libreta de "imprescindibles por leer cuando algo tenga tiempo libre" o corro a la libreria a comprarlo? el hecho es que siempre generas en mi más ganas aún de leer, eso es algo fantástico..
Hoy además me incitas a viajar, mis dos pasiones en una sola crítica!!
Tristemente tiene razón el autor al afirmar que los lugares cristianos (no todos) de estos paises estan siendo "olvidados", Pablo fue testigo de como niños correteaban, jugaban, destrozaban... una fantástica iglesia armenia.
A diferencia de a ti, a mi no me maravilla, no me extraña, que hubiese estilitas en San Simeón, es un sitio único, fantástico, siguiendo la tradición de Viernes, un lugar en el mundo
Gracias Ana por seguir descubriendome lecturas maravillosas.

ana dijo...

¡Ay Fátima! qué feliz me haces...!!

Al dijo...

Esta mañana lo he cogido de la estanteria. Ya os contaré

Ana dijo...

Te va a encantar. Lo sé!

Al dijo...

Tenías razón. Me ha gustado muchisimo.

Ana dijo...

Qué bueno!!!no sabes cómo me alegro. Tengo un magnífico recuerdo de ese libro. Volveré a leerlo...