¿Yo?, me quedo en Madrid

Hace años, si se te ocurría comentar que te ibas a pasar el verano en Madrid, te miraban con una cara de pena... había incluso quien se ofrecía a pagarte un viaje low cost a ninguna parte, con tal de oírte decir: “me voy de vacaciones!!!”
Hoy es muy diferente. Cada vez son más las personas que deciden quedarse aquí el mes de Agosto y también, cada vez más las que vienen de fuera a descubrir todo lo que Madrid ofrece a quien quiera aprovecharlo. Porque, hay tantas actividades y cosas por hacer, que lo que nos falta es tiempo para poder hacerlas todas. Y eso que en este mes el tiempo cunde mucho más al no haber atascos, ni autobuses de colegio, ni andenes llenos de gente...
Con los Veranos de la Villa, el aspecto cultural lo tenemos cubierto; hay varios escenarios: los Jardines de Sabatini, el Conde Duque, el Matadero, el templo de Debod o la Plaza Mayor. En música, actuaciones de todo tipo, desde Jaime Urrutia a Lole Montoya. En teatro, si me apetece nuestro Siglo de Oro, puedo ver a Calderón; si quiero algo más clásico y trágico todavía, veré Las Troyanas y como también soy muy castiza, si me da la gana disfrutaré otra vez viendo La Verbena de la Paloma. También iré al cine de verano en el Parque de la Bombilla o a escuchar algún concierto de música clásica, por ejemplo, el dirigido por Barenboim en la Plaza Mayor.
Pero no solo de cultura se vive en verano. También hay que ponerse morenita. Si no podemos aprovechar la piscina de algún amigo, siempre podremos ir a la de la Almudena, en la Universitaria, de las menos masificadas que quedan hoy en día. Después del sol, toca aperitivo en La Latina; este barrio nunca te falla, siempre queda algún bar por conocer, uno que ha cambiado de dueño, otro que ahora es restaurante. El aperitivo siempre se alarga y sobre las cinco o seis de la tarde vuelves a casa para descansar un rato y prepararte para la noche. Si quieres tranquilidad, cualquier terraza es buena para charlar y tomar una copa; si pretendes algo más, en Lavapiés ya están preparando las fiestas de San Lorenzo y San Cayetano, precalentamiento de las grandes, las fiestas de La Paloma. Recomiendo incluso la procesión de la Virgen; no está de más ver a los bomberos portando a su patrona, que ya sabemos que para Cuerpo, el de Bomberos…
No puedo seguir escribiendo, tengo que preparar ya mismo la maleta: mañana me voy de vacaciones!!! Sí, ya sé que “De Madrid al Cielo”, por supuesto que sí. Pero para tener la absoluta certeza de esta frase, primero hay que conocer otros cielos, para después poderlos comparar con el nuestro. ¿No os parece?.
Maite Ruiz


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Madrid en Agosto es otro Madrid, hay menos gente y por supuesto muchos menos coches,autobuses,etc,etc...se puede disfrutar de sus fiestas,sus terrazas,sus restaurantes sin tener que reservar y también durante el día puedes disfrutar de sus calles,sus museos y sus tiendas sin que sientas ningún tipo de agobio. Me encanta Madrid en Agosto y un año más lo voy a disfrutar.
Me ha encantado el texto y las fotos de esta sección y por supuesto la canción de Antonio Flores.
Ra

ana dijo...

A mí más, que diría la mismísima Ra! jajaja!
Está genial.
Pues eso... ¡que nos vemos en las fiestas grandes! (mira que a los bomberos nunca les hemos ido a ver...)

Maria Luisa dijo...

Pues no puedo estar mas de acuerdo.
De hecho, yo hago mis maletas y me hago 12000 kilómetros para ir de vacaciones a Madrid en verano.
Copas, cine, teatro... además es donde viven mis amigos...
Y está a solo 3 horas del Mar mas bello del mundo.
Amparo, que bonitas las fotos, casi lloro.
Besos
Mª Luisa